Fidelicemos nuestros talentos con salario emocional

Razón por la cual, hoy en día distintas compañías han querido apostarle a algo innovador aquello que pueda marcar la diferencia dentro del mercado y que sea visible para quienes a futuro serán parte de su equipo, a esto le llamamos “el salario emocional”.

Nuestra familia Sumialiados en cabeza de una maravillosa Líder le apuesta día a día y con todo el esmero a la fidelización de sus talentos. Gracias a su entrega y a su gran ejemplo de un trabajo hecho con pasión nos ha convertido en los trabajadores que sin lugar a duda reciben el mejor salario, el salario con mayor monto; el emocional, aquel que nos ha impulsado a ser una familia con lazos fortalecidos en el amor, el respeto, la fraternidad, el compromiso y la responsabilidad.

Llegar a ser parte de una compañía reconocida es quizás el anhelo de muchas personas que a diario están en busca de empleo. Los candidatos ya no solo se basan en la idea de ser contratados por cualquier empresa, sino que, su interés está yendo mucho más allá. Aspectos como el prestigio de la empresa, la estabilidad, los salarios, los beneficios o la recomendación recibida por algún conocido, entre otros, son las condiciones de mayor preferencia para los candidatos a la hora de presentar un proceso de selección y es lo que posiblemente constituya el factor determinante para continuar en el mismo.

Rocco (como se citó en Betancurt, 2018) relaciona el salario emocional con la calidad de vida en el trabajo, las relaciones interpersonales, el ambiente físico y laboral que tiene el trabajador en su organización y que aporta a la construcción de una empresa saludable en la búsqueda de ambientes de trabajo que favorezcan tanto el crecimiento y desempeño empresarial como el impacto favorable que tenga dentro de la vida familiar.

Virtudes que se ven reflejadas en el trabajo que hacemos a diario para quienes son nuestros primeros clientes, los mismos que salen todos los días en busca de una nueva oportunidad laboral y por los que trabajamos con mucha pasión; nuestro secreto solo consiste es hacer felices a los demás desde nuestra propia felicidad.

Por: Rosana Pedrozo Rapalino, Técnica Profesional en Administración del Talento Humano y estudiante de Séptimo semestre de Psicología. Cuento con 10 años de experiencia en los procesos de Gestión Humana y actualmente hago parte del equipo de Reclutamiento y Selección.